Dolor

El dolor normalmente se ve como algo negativo. Ciertamente nadie en su sano juicio desea tener dolor. Sin embargo, el dolor puede tener un aspecto positivo.

El dolor puede representar un problema de salud. En este caso el dolor es positivo si hacemos caso a sus señales y buscamos ayuda médica para identificar la causa, y nos sometemos al tratamiento necesario. Por otro lado no hay duda de que si ignoramos las señales del dolor el resultado puede tener consecuencias severas las cuales podrían incluir la muerte. Otra forma de ignorar el dolor es si tratamos de controlarlo con medicamentos sin receta que lo único que hacen es insensibilizarnos al dolor artificialmente mientras se oculta el  problema real.

El pecado produce dolor en aquellos que hemos recibido a Jesús como nuestro salvador. Este dolor nos debe servir de señal de alerta,  ya que el pecado nos separa del propósito de santificación que Dios tiene para nosotros. El dolor que causa el pecado debe llevar al creyente a un proceso que comienza con la identificación de la causa y culmina con el arrepentimiento (el tratamiento). El arrepentimiento tiene como propósito corregir nuestra trayectoria del camino que nos lleva al pecado de vuelta al camino que nos lleva a Dios. Ignorar las señales del dolor puede llevarnos a insensibilizarnos de forma tal que el pecado se convierta en una costumbre, con la posible consecuencia de apartarnos permanentemente de nuestro Dios.

Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según Dios, para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra parte. Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte. – 2 Corintios 7:9-10

¡Que nuestros corazones estén atentos a las señales del pecado y dispuestos para el arrepentimiento que nos dirige a una vida que honre a nuestro Dios!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.